Conservas Emperatriz / Curiosidades  / UN ANZUELO, UNA LINEA, UN PEZ A LA VEZ

UN ANZUELO, UNA LINEA, UN PEZ A LA VEZ

Como su nombre indica, la pesca “uno por uno” consiste en usar un anzuelo y una línea para atrapar el atún, uno a la vez.

Esto es lo que permite a los pescadores capturar solo peces suficientes sin poner en peligro otras especies o peces más pequeños. A diferencia de lo que ocurre en la pesca de arrastre practicada por grandes flotas comerciales, las artes centenarias, practicadas por los atuneros de la región, se consideran respetuosas con el medio ambiente, ya que permiten al pescador elegir el pescado y evitar capturas innecesarias.

Método 1: Caña y línea.

Las técnicas de y el equipo varían según la región; en general, los pescadores de caña y línea lanzan el cebo vivo por la borda y rocían agua sobre la superficie para atraer a los cardúmenes de atún, una práctica llamada pesca con cebos. Múltiples pescadores se reunirán en la cubierta de un buque pesquero y cada uno usará un solo poste, línea y anzuelo sin rebaba, para transportar la captura, “uno-por-uno” desde el mar. Los ganchos sin rebaba permiten una liberación rápida para que le pescador pueda volver rápidamente su anzuelo al agua.

Método 2: Línea de mano.

Las técnicas varían, pero lo típico es que un pescador despliegue una sola línea y un gancho desde un barco anclado. Cuando el atún muerde, el pescador lo arrastra a mano. Una vez en el barco se pone en hielo para mantener su frescura.

Método 3: Cañas y carretes.

Con esta técnica, varias líneas de pesca se sitúan en la popa un barco en movimiento. Una vez que se ha enganchado un atún, los pescadores tiran de la línea para desenganchar la captura y volver a colocarla en el agua.

Pesca de atún «Uno por Uno»

¿POR QUÉ PESCAR ATÚN “UNO POR UNO”?

Sostenible para el medio ambiente

Altamente selectivo

Los métodos “uno-por-uno” evitan la captura accidental de otras especies dejando a los tiburones, tortugas, mamíferos marinos y aves marinas ilesos.

No hay daños al hábitat.

Las artes de pesca “uno-por-uno” no absorben el ambiente marino, lo que significa que no hay destrucción del hábitat y no hay riesgo de pesca fantasma.

Intensidad baja

Las pesquerías solo tienen la capacidad de capturar una parte de un cardumen de atún; limitando la presión pesquera y apoyando poblaciones más sanas.

Socialmente responsable

Trabajo rico

Los métodos de captura de atún “uno-por-uno” emplean a más personas por tonelada de pescado capturado que las operaciones industriales a gran escala. Beneficios en cascada a través de las comunidades locales, generando una ola de actividad económica y empleo.

Culturalmente importante

Los orígenes de muchas comunidades pesqueras de atún “uno-por-uno” se remontan a varios cientos de años. La pesca del atún es una forma de vida y está integrada en las costumbres y culturas locales.

Propiedad local

Normalmente, las pesquerías “uno-por-uno” operan en aguas costeras y son de propiedad local. Los recursos locales apoyan a las empresas locales, en lugar de enviar esos beneficios económicos al extranjero.

Origen de la información: International Pole & Line Foundation – www.ipnlf.org

Esta web utiliza la cookies propias y de terceros, de carácter persistente, con diversas finalidades (publicitarias, analíticas e interacción social). Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies."política de cookies
ACEPTAR

Aviso de cookies